viernes, 24 de septiembre de 2010

Caprichos

Es verdad que no puse mis compras en la entrada anterior, y es verdad que a todas nos gusta verlas, así que "a pedido" va está entrada.
Historia personal: cuando mi mamá llegó a Argentina, allá por el año 50, empezó a trabajar en una de las miles de fábricas textiles que existían. Uno de sus compañeros de trabajo era el que después fue mi papá. Recuerdo que de chiquita iba con mi ella a visitar a sus antiguos jefes y compañeros, y era un paseo que disfrutaba muchísimo. Había telas apiladas por todos lados, recortes debajo de las mesas, tijeras enormes, máquinas que hacían diferentes trabajos y conos. Conos de cartón o de madera, llenos de hilos de cientos de colores. Quien me iba a decir que ese ambiente que me deslumbraba sería muchooooooosssss años después, precisamente el que me atraparía de esta manera. Por eso cuando ví estos conos antiguos de madera, mis recuerdos de esa época florecieron y no pude evitar traérmelos conmigo.
Cuando ví en Alsacia todo un puesto completo de carretes , botones, cintas, perchas, etc., todo antiguo, todo con aroma a viejo, a usado... me hubiera quedado a trabajar gratis todo el día. Estos carretes rápidamente los pensé para ordenar algunas de las cintas que compré, y acá el resultado
Otro poquito de algunos de los caprichos que me traje
¿ no les pasa a uds. que cuando llegan a casa, miran y remiran su compritas, una y otra vez con una sonrisa en la cara?

18 comentarios:

bea rico dijo...

Precioso Lily!!! yo me quedo embobada viendolo, no solo mis compras si no las compras de las demás... Que joyas de bobinas antiguas..me encantan
Un beso
Bea Rico

María Cristina dijo...

Tal cual Lily!!!!
Y se te va el día en mirar y mirar...
Unas compras fantásticas cargadas de hermosos recuerdos!!!
Felicidades!!!
Muy buen fin de semana!!!!

ander dijo...

Me pasa eso de quedarme embobada... pero con las compras de las demàs. A mí lo que me pasa es que a estas ferias siempre me voy sola, y no me animo, y vuelvo con las manos vacías. Todo es precioso!!!

Carolina dijo...

Que carretes mas bonitossss!!!! me encantan las cosas antiguas, y si tienen que ver con la costura, todavía mas!!! tus compras divinas...

Un besote.

Gra dijo...

Hablando de hacerle desear a la gente....¡yo al menos no soy tan cruel, te pongo unas pocas frutillas!!!! ¡Mirá vos lo que me venís a mostrar!!!!!!!! jejjejee....Todo es precioso...lo digo murmurando y con los ojos entrecerrados destilando una SANA envidia.....Besos!

zulú dijo...

qué bonitas Lily!
ahora que todo es de plástico y plástico y más plástico, esas cosas se aprecian mucho más

Mil besos y buen fin de seman
M.

puesta de sol dijo...

Viste cuando encontrás algo tan antiguo y desearías saber por que manos pasó??, cuales eran los sueños de sus antiguas dueñas!, me encanta tu historia!

Ana dijo...

Eso es lo mejor de la vuelta a casa: mirar una y otra vez tus compras y guardarlas de nuevo en la caja de los tesoros.
Veo que lo has pasado genial. ¿A que Véro es encantadora?
Besos.

Ana dijo...

Que maravilla Lily, son una compra fantástica, de lujo. Al igual que tu y creo que de todas también me quedo embobada mirando las cosillas que voy comprando.
Besinos

Belén dijo...

Qué bonitas Lily! me gustan mucho, las compra son fantásticas.
Yo me tiro horas mirando lo que he comprado y pensando en que las voy ha usar.
Besos

monica dijo...

Preciosas las compras.
A mi lo q me pasa es q siempre digo q compro demasiado, pero nunca lo suficiente...........

Carl@ dijo...

Que hermosas compras!!!
Vamos a ver que maravillas salen de ahi
Besos

Blanca dijo...

No me extraña que estés tan contenta, esos conos son preciosos y representan mucho para ti.¡Disfrútalas!
Bss

aurora patch dijo...

Que preciosidad de carretes ,yo tambien miro y remiro cuando hago compras como si seria un tesoro jajaja besitos

Pepa de la Morena dijo...

¡Que maravillas!. Tu última entrada me ha hecho retroceder casi cincuenta años. Mi abuela tenia un taller en el que confecionaba prendas de punto "saquitos" les llamaban en Andalucia. Te puedes imaginar, los conos y los carretes de madera son como los talismanes de mi taller. De las compras sería mejor no decir nada, la sonrisa que mencionas ¡Tal cual! Pero el sentimiento de culpa por lo gastado, y la pregunta ¿donde lo pongo?.
Una vez más, gracias por todo y besos.

FabiQuilts dijo...

Hola Lilly... no te imaginas lo feliz que se me hace esta mañana visitando tu blog y ver de primera entrada esa foto tan bella....
Tus compras divinas sabes tambien me pasa lo miso.. miro una y otra vez lo que he comprado...
La historia de tu viaje y las fotos me robaron la mente y por unos segundo me he sentido que también he estado con ustedes disfrutando tan lindo viaje... Gracias por compartirlo...

Estoy realizando mi primer sorteo por si querés pasar para anotarte...
Saludos
FAbi

belen dijo...

Me encanta mirar las compras, lo que no me gusta tanto es encontrar sitio donde guardarlas. ¿no os pasa que todo se va llenando y vais invadiendo la casa poco a poco?
Lily, qué buenas compras hicimos!!!
jeje
bsss

magarli dijo...

Que razón tienes en la reflexión que haces sobre las compritas que hacemos, yo concretamente he estado este fin de semana en Madrid y he comprado algunas cositas y no paro de mirarlas y remirarlas, besitos

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...